Blog - Informes

06 de Junio de 2017
Posteado por Bodega Lagarde en Informes

Informe de Cosecha 2017

Tags: informe, cosecha, harvest

Conversamos con Juan Roby, nuestro Enólogo y Jefe de Viñedos acerca de la cosecha 2017:

Después de una cosecha 2016 muy atípica, en la cual las temperaturas más bajas de lo habitual dominaron todo el ciclo vegetativo, la temporada 2016-2017 empezó con una brotación anticipada (en nuestras fincas de Luján y en Valle de Uco) de alrededor de 15 días. Esto fue debido a las temperaturas altas del invierno (en el mes de Agosto registramos muchos días con temperaturas anormalmente elevadas). La primavera comenzó fresca y seca. Con las plantas de vid ya activas se produjeron heladas fuertes en Septiembre y Octubre. Como consecuencia de estos fríos en brotación y floración o prefloración, además del daño directo en algunas zonas y variedades, tuvimos mermas importantes en los rendimientos por inconvenientes en el cuaje. La cosecha fue la segunda más baja en cantidad en los últimos 50 años, siendo la variedad más afectada el Malbec. Es difícil determinar de manera precisa la causa de un cuaje deficiente (sobre todo en Malbec que tiende a tener dificultades de cuaje). En este caso creemos que son los daños causados por los fríos y heladas de esta temporada, pero no descartamos que las bajas temperaturas de la temporada anterior también hayan podido tener alguna influencia en estas mermas.

Después de floración las temperaturas fueron normales y diría altas, y durante parte de Diciembre enero y parte de Febrero, se sucedieron algunas olas de calor muy intensas. Las temperaturas en Marzo y Abril fueron frescas y los días soleados, típicos del otoño de Mendoza.

La sanidad en todo el ciclo fue muy buena y se pudieron controlar las enfermedades criptogámicas con pocas pulverizaciones preventivas de productos tradicionales como cu y azufre.

La cosecha de las variedades blancas se adelantó y empezamos los primeros días de Febrero. Cosechamos estas uvas en dos o tres momentos distintos, buscando componentes adecuados para tener equilibrio y frescura en los vinos.  El resultado fueron vinos frescos y con aromas delicados. Los niveles de alcohol son en general bajos y la acidez natural buena, manteniendo el perfil de frescura y elegancia que buscamos. Se destacan este año nuestro Viognier de Perdriel y el Chardonnay de Gualtallary. También es muy interesante el Sauvignon Blanc del Valle de Uco.

Las variedades tintas también se adelantaron. El Malbec de Luján y de Gualtallary lo empezamos a cosechar el 1 de marzo, adelantado unos 15 días, a partir de ahí se moderaron las temperaturas, terminando de cosechar todas las variedades a mediados de Abril.

Los muy bajos rendimientos y las buenas condiciones de sanidad, hicieron de esta una cosecha de calidad excepcional en general para todas las variedades pero particularmente para el Malbec. 

Los vinos son muy concentrados, con una gran estructura tánica y colores intensos. Las temperaturas frescas durante Marzo y Abril hicieron que la madurez fuera paulatina y la acumulación de azucares muy gradual, conservando buena acidez y alcoholes moderados.

CONCLUSION: Una cosecha marcada por los rendimientos muy bajos en el viñedo y la gran concentración de taninos, aromas y color de los vinos.

COSECHA DE BAJO VOLUMEN Y EXCEPCIONAL EN CALIDAD.

Facebook Twitter Instagram Pinterest Email Msá
Compartir